martes, noviembre 17, 2015

El sábado cueste lo que cueste

Tomo las palabras del pity martinez:

"No sé si rendirle cuentas al hincha, sino a mis compañeros, porque soy el que tiene que desequilibrar"

domingo, noviembre 08, 2015

ya sufriste cosas

Tomé la decisión de poder disfrutar lo último que le quedaba en el tanque dentro de una cancha y resignar mi sueño personal.
Quedan 2 partidos.
Por los que no están. Por los que sí estamos. Por la amistad. Por la azul y blanca. Porque lo mantuvimos 10 años.

#11

sábado, agosto 15, 2015

Balance campeón 2015

¿Por qué hay que esperar a fin de año para hacer un balance? Estamos en agosto y para mi ya está, el veinte quince ya cumplió, cerremoslo, que llegue el 31-12, los fuegos artificiales y el champagne. El 14, lo arranqué cantando a morir canciones de cancha, fue bien, cábala, repetimos. No tengo tan presente que canción entoné pero me juego unos pesitos a "quiero la libertadores y un bostero matar" y seguramente el "cuide señora su gallinero ...". Y como indiqué el año pasado en vez de estrenar ropa, hay que estar vestido de gala y eso implica la casaca del más grande, decidí la roja, la más elegante de las que tengo. Y para culminar el brindis con Pegasus AiPiEi. 

Enero tiene los partidos preparatorios, eso que no valen nada pero que te sacan técnicos. El escaso valor fue un ninguneo, tiene la prestigiosísima Copa Luis Nofal, que la perdimos, !Qué tristeza! Después, otro amistoso, otra derrota y comenzaron a perseguirnos las dudas. Que Maidana no puede jugar, que entre Pezzella, que Teo se tiene que ir, etc, etc. Sí, el señor PATRICIO SCHREIBER quería que Maidana se vaya. Y bajo ese manto de cuestionamientos, la segunda (la primera fue la de la Nofal) final del año, contra el cuervo por la recopa. Me habían invitado pero decidí jugarmela para ir a la tribuna de siempre, con la de siempre, aunque podía salir mal. Con entrada en la mano, primer partido por los porotos y bajo un deslucido rendimiento nos llevamos un triunfo importante, gran pase del pity, mejor definición de Sanchez, que con el empate en algún barrio de la capital federal, damos la vuelta.

El river 2015 mostraba un nivel bastante menor que el del final del 2014 que incluso era bajo comparado con el cenit del equipo del muñeco. Esto sería una constante a lo largo de estos 8 meses, el millo no volvió a ser ese equipo arrollador y mutó en un equipo ordenado, prolijo y letal. Aunque faltaban como 4 meses para eso. El comienzo del torneo fue irregular, alternando buenas y malas. Se mantuvo la base del año pasado y refuerzo que dieron profundidad pero no saltos de calidad y que alternaron buenos rendimientos aunque con algún altibajo. En el plano internacional la siempre esquiva y obsesiva Copa Libertadores. Arrancamos perdiendo en la altura, viagrazo de por medio luego de prolijos 80 minutos. En el debut de local, volvía al monumental sólo después de 5 años, me di el "lujo" de entrar con los borrachos y hacer todas esas cosas que se complican si uno va acompañado. Nos abrocharon de entrada y con un planteo cerrado, el empate fue un consuelo contra Tigres. Claro que lo pudimos ganar en la última y de a poco se empezó a complicar la clasificación. Aurich allá, otros puntos que perdemos inmerecidamente y ya la angustia era abismal. 

Encima los primos arrasaban, con los 3 equipos que tenían para armar y se encaminaban al su nueva libertadores, bajo la figura eclipsante del "Ogro" Daniel Osvaldo. Aclaraciones: el 19-2 pronostiqué que boquita salía campeón y estoy convencido que si no fuera por los incidentes que describiremos próximamente hubiese sido así. Por otro lado, le agregué el apodo del gigante verde al 9, por su condición de ídolo previo a patear la pelota y por sus declaraciones tribuneras. Así, también dije que ante su primer gol contra el millo lo dejaba de nombrar así. A la luz de las evidencias, ¡Suerte Ogro en el Porto! La segunda parte del grupo siguió peor. Todos los miedos volvieron al Monumental. El partido que vimos mil veces, ese que tenemos que ganarlo 5-0 y nos lo empatan se dió. Lo cagamos a pelotazos, las de Teo no entraron y como todos esperabamos nos empatan en la última con una jugada de otro partido. Lo peor siguiendolo por TW. Y ahora a ir a Méjico a ganar, donde es casi imposible por el viaje, y porque Tigres tenía un equipazo. 

Festejamos pascuas y a la semana, se descompensó, la internaron, una noche complicada. Y mis peores temores se volvieron realidad. Cómo en el 2004, con la amarga sensación de presentirlo en esa cuadra, de tener el peor deja vu, de ver la ecuación con la x despejada. Y no llegué, el tráfico de manifestación del congreso me frenaron. La peleaste como siempre y por suerte fue rápido. No sabés lo que te extraño, vieja. Por suerte me quedó tu sonrisa, tu alegría y tu felicidad de saber que me mudaba, lastima que no te pude preparar el chorizo quemado y el asado secó en la nueva parrilla. Y mientras te lloraba, otra vez River se jugaba una instancia decisiva y otra vez, se acababan todas las ilusiones. Un dos cero demoledor y otra vez afuera. Y ahí mientras te reencontrabas con el abuelo Arturo, por la Udaondo del cielo y se separaban porque vos tenías que ir a la tribuna de socias del Monumental celestial, nos dieron ese guiño y Teo la empujó y Mora la clavó según las indicaciones de ustedes dos. Y a la salida de la cancha se abrazaron con el tío Ramón y nos dieron la esperanza de llegar con vida a la última fecha, a la espera del milagro. Por que esos últimos 10 minutos en Monterrey cambiaron todo. Y toda la familia sabe que fue un arreglo de ustedes tres allá juntos. Nos sacaron esa mueca de sonrisa en ese día gris. Llovía. 

Saliendo un poco del plano deportivo y pasando al personal. Con jipi conseguimos un pH por culpa de mi prima. Y se transformó en LNS (la nueva sede). Una enorme fábrica de cerveza. Y con rispideces propias de cajones que no cierran y humedades que no se secan, venimos llevando muy la convivencias. Podría extenderme más en lo relativo al nuevo hogar pero todos sabemos que el balance 2015 es la excusa para hablar del millo y como el resto de mi vida se ve influenciada por eso. En el otro plano deportivo, estoy HORRIBLE, nivel futbolístico DESASTROSO. Después de una lesión en el tobillo que arrastré desde el catorce, me puse a tono para el partido más importante y creo que tuve una digna actuación aunque no alcanzó. Más allá de errar el 3er gol que hubiera salvado la temporada del Noli. El resto del transitar vinotinto siguió pobre, varias caras nuevas y adaptándonos. Esperemos que está segunda mitad del año, nos empiecen a acompañar los resultados. Con sierra, estoy aportando más. Adaptándome a la nueva posición, cumpliendo con goles que es lo que se espera de un nueve. Por ahora mitad de tabla, falta mucho todavía expectantes. 

Regresando con el millo. Teníamos una mínima esperanza, ganar en el monumental y esperar que Tigres también sume. Y los mejicanos fueron a Perú, al sintético de Chiclayo con un equipo alternativo. Y pendientes de ese partido, cambiante, vibrante, el nuevo labruna, Esqueda clavó tres pepas y sentenció un 5-4 que le dio la clasificación a River como el peor de toda la primera fase. Gracias Esquedita!!! Hiciste historia, no la de tu equipo pero que importa, no? En octavos nos esperaba el mejor equipo de la primera ronda, el del record de 18/18, el que tenía para armar 3 equipos, el de la figura europea que volvió para ganar la libertadores, etc, etc. 

Previo a los superclásicos coperos, el del torneo local. Un 0-2, en un encuentro parejo donde el Vasco por única vez acertó el planteo en partidos oficiales. Acertó los cambios. Gago aportó fútbol y en media hora sentenció el cotejo. River estaba sin encontrar el equipo, el fútbol ni los resultados. Pero en esos momentos cuando uno duda, el muñeco te dice que no dudes, que todo va a salir bien, que él sabe lo que hace. Partido en el monumental, trabado, sin muchas llegadas. River con el dominio de la pelota pero sin generar ninguna chance clara. En el segundo tiempo tiene un mano a mano después de un error de river que se va besando el segundo palo bajo la atenta mirada de Barovero. Y cuando el partido se moría y River le hacía sentir el rigor, un penal clarísimo a pesar del llanto bosteril que el pelado sanchez convierte en gol, Parapam. El vasco en su planteo timorato pone al Ogro faltando unos minutos sin que le pudiera llegar la pelota. Teo que se hace echar estando "lesionado". 1-0, resultado positivo para el millo por el triunfo y el arco en cero. Sin embargo, la serie está abierta, muy abierta. Partido que vi con mi madre y sexy little bureta, comiendo empanadas. Semana siguiente, una semana donde lo único que uno espera es que llegue el partido. Otro, encuentro parejo, trabado, con River un poco mejor y Boca desconcertado, sin los carriles de juego a puro pelotazo. Un primer tiempo intrascendente y cuando el millo se disponía a volver al campo de juego, "los inadaptados de siempre" le tiran gas pimienta a los jugadores. El panadero se inmortaliza en el imaginario popular. Y desde ahí la seguidilla de humillaciones, desde el dron, el veedor sin saber que hacer, el arbitro menos, el equipo de boca formado, los médicos de River sin saber que hacer, la falta de agua en los bancos, el saludo del final. Y a esperar el fallo de la conmebol. Que obviamente por el poco tiempo no podía reprogramar el partido. Y los bosteros pretendían seguirlo con 3, como mínimo, jugadores de River lesionados. El escritorio nos da la victoria, jaja. Tiraste gas, abandonaste. 

Y en 7 días, el temido cruzeiro. Volvimos a la cancha, un partido complicado donde ellos con un planteo prolijito nos hicieron un gol y a defender. River volvía a cometer errores y le faltaba contundencia arriba para meter goles. Estabamos en cuartos y todavía no había ni rastros del equipo del 2014, más allá de la garra para ganarle al eterno rival. Había que dar vuelta el partido en Brasil antes del parate de la copa américa. Y el más críticado, jugó un sólo partido en serio en el año y River fue el River del muñeco y se trajo un 3-0 contundente con un golazo de Teo. Allá, después de la infantil expulsión escuche decir que River perdía la copa por culpa de Teo. Pero ahora, seguía en carrera por el Pana y por Teo. Spoiler, Teo no se quedó para las instancias finales, en su lugar entró Alario y la 19 la heredó Viudez. Ya vamos a volver sobre estos dos nombres. Pero aquella sentencia de perdíamos la copa por Teo no se cumplió sino que todo lo contrario. CHUPALA PATO! 

Termina el primer semestre justo cuando el equipo de Gallardo recuperaba su nivel y ahora a esperar 2 meses con todas las bajas que podían ocurrir. Para muchos igual vino bien el parate, el equipo estaba cansado y se necesitaba despejar. Se fueron finalmente 3 jugadores claves, Teo el goleador hasta el momento, Rojas ese héroe silencioso, el que no sabés de que juega pero te da siempre equilibrio y Pezzella, recambio fundamental y el de los goles importantes. Se jugó la copa américa, salimos segundos, messi putito. En semis, con un equipo remendado a enfrentar a Guaraní. Un 2-0 cómodo de local. Mercado otro de goles importantes (después de una bocha que le baja Alario) y después el homenaje de Morita al burro tras una excelente habilitación de Alario. Como no le tenía a Fe, tampoco lo bancaba a Mora pero me tapó (taparon, Ponzio también entró en la volteada) la boca. Además el uruguayo, se quedó a jugar los partidos definitorios con un contrato millonario en Arabia. Vamos a definir a Asunción, y cuando se ponía fea la mano por el gol de ellos. Una caricia de Viudez y Alario (si otra vez Alario, el que reemplazó a Teo) sale a gritarlo cuando el arquero otra vez vio pasar la pelota por arriba de su cabeza y besar la red. Y después de 19 años llegamos a la final. En el mientras tanto por el torneo local, al gordo que querían retirar, que no podía jugar clavaba 4 pepas contra Rafaela y es el goleador de River en el de 30 equipos. 

Por dos semanas lo único que importaba eran esos 180 minutos. Por la otra llave pasó Tigres, el que nos tendría que haber eliminado, el que nos dejó 2 veces con vida, el que nos iba a dejar una tercera. Y si al león no lo matás cuando está herido, después te mata él. Por ser equipo invitado, de la mano del muñeco vamo' a Japón pero hay que ganarse el pasaje dando la vuelta. Partido en Monterrey, trabado con un River cansado, con los dos jugadores claves lesionados. Y ahí Tigres nos tendría que haber hecho 3 pero fue 0-0 y a definir al monumental. Y la odisea de conseguir entrada y terminamos sacando unas plateas de locura, dejando más de medio sueldo en el camino. Con los jugadores en la enfermería se abría la puerta para que pueda jugar el Gordo. El que dio la cara en las malas, el hincha que dejó todo pero no nos dejó solos en las horas negras, tenía su merecida recompensa, jugar el partido más importante de los últimos 19 años, tener la cinta en el brazo y guiarnos hacia el título. Jugó un partido discreto pero para mí fue la figura. 70 horas antes llenamos la cancha, el tiempo no pasaba más, la fiesta, la locura, las bengalas, el humo, que no se vea nada y a sufrir los últimos noventa minutos. 

Primer guiño, en el hospitality me encuentron con Mate, compañero de la primaria en cuya casa vi y festejé la supercopa del 97. Segundo guiño, la lluvia, la tormenta, el diluvio, también como contra Velez allá en el 97. Si sos romano y los pájaros vuelan hacia la derecha, salí a atacar. Y ellos empezaban a ser mejores pero Vangioni pasó a uno y puso un centro quirúgico que Alario con gran destreza técnica acomoda abajo del palo, el monumental se viene abajo y nos fundimos con un beso. Agonizaba el primer tiempo y cuando los momentos importan clavamos el primer puñal. 15 minutos de espera ya empapados. Comienza el complemento y Tigres asecha hasta que Sanchez (no estoy repitiendo nada, otra vez Sanchez) se meté al área por derecha, un mejicano infántilmente lo toca, se desploma y penal. Clarisimo penal si estas jugando una final de visitante. El gordo se lo pide, el pelado tiene confianza, adentro como contra Boca y ya acariciamos la tercera. Todo delirio y viene el momento emotivo. Entra Piscu, sale el gordo, el idolo, ovación y volví a llorar como aquella tarde, después de un año de angustia, como lloraste vos gordo, porque sos el de nosotros que llegó, está vez por vos gordo, sacándome las frustraciones de 19 años. Y está perfecto, terminá tu carrera con la banda, nos diste todo. Solo agradecimiento. El cavegolll, el cavegoll. Ya se empieza a palpitar el triunfo y Piscu vuelve a tirar esos centros-pase y Ramiro, el que venció al estigma del apellido, saltá más alto que todos, caño y podemos decirlo, gritarlo, cantarlo con todas las letras DALE CAMPEÓN, DALE CAMPEÓN. 

Empiezan los festejos y vos gordo el que más se merecía puede levantarla, puede besarla, puede cumplir el sueño de todo hincha, el sueño de todos nosotros. Hace unas semanas, decía si no la ganamos ahora y eso que está recontra difícil no la ganamos más y la ganamos. Por el muñeco y todo su equipo genial. Y eso que Tigres trajo todas las figuras que la billetera podían traer. Al francés goleador que Maidana, para mi el mejor jugador de la copa, se lo comió entre dos pancitos. Si Maidana, al que PATOOOO quería jubilar en el verano. Y seguimos DALE CAMPEÓN DALE CAMPEÓN. Y volvamos al plano personal. Volví con Manu en el monumental y por toda nuestra historia y mi locura, en vez de París, New York, Londrés o el Caribe, le tenía que proponer matrimonio en ese mismo lugar, en el vespucio. El problema era cuando y encontré el momento perfecto, mágico, minuto 91, con el solo del silbato del árbitro y el coro de los borrachos del tablón al son de y dale alegría alegría mi corazón. Y la lluvia le daba el detalle mítico. El mejor diluvio de mi vida.

.  

Para mi ese 5 de agosto terminó el año. Todo el resto ya está. Cumplió, sobran mas de 130 días. Quedarán algunos lotes de Pegasus, ganar la Soronga y un partido contra el barcelona del putito. No importa, ya está. El día que me muera yo quiero mi cajón pintado rojo y blanco, como mi corazón. 

Spoiler: falta una foto de la promesa. De aquella charla informal con el burbu, con mi respuesta de, lo voy a hacer cuando ganemos la libertadores. Próximamente.

miércoles, agosto 05, 2015

miércoles, julio 29, 2015